Historia

A finales de la década del ‘40, en los primeros meses del 1948, cuando se habla de cooperativas de ahorro y crédito en Puerto Rico; un grupo de ciudadanos lareños, considerando la situación económica social del pueblo y que solamente existían unos señores usureros que se dedicaban a explotar a las personas a que les daban prestamos; decidieron formar una cooperativa de ahorro y crédito.

Este mismo grupo, o comité timón, aporto las primeras acciones que ascendieron a $673.00 dólares.

El día 1 de agosto de 1948, a las 10:00 a.m. en la Oficina de Extensión Agrícola se llevo a cabo una asamblea constituyente de la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Lares. Ya para el año 1950 existían uno recursos disponibles y se comenzó a otorgar unos prestamos de $25.00 y $50.00 dólares. Así sucesivamente, la Cooperativa siguió creciendo y para el 1954-55 se aumentaron los préstamos a $1,000.00 dólares.

Para el año 1957, se consiguió un local en el antiguo edificio de la Casa Alcaldía. Pronto el mismo resulto se pequeño. Esto obligo a la Cooperativa a comprar un solar a la Administración Municipal y construir uno en la calle Luis Muñoz Rivera, esquina Palmer. El 10 de mayo de 1959, la Cooperativa quedo incorporada en la Secretaría de Estado de Puerto Rico como cooperativa de ahorro y crédito.

Para diciembre 1980, comienza a funcionar la sucursal de la Cooperativa de Ahorro y Crédito en el pueblo de Las Marías. En el 1984 la cooperativa extiende sus operaciones al pueblo de Utuado, donde establece una sucursal, fusionándose así la antigua Cooperativa de Ahorro y Crédito de Utuado.

Actualmente la Cooperativa de Ahorro y Crédito Lares y Región Central brinda sus servicios a alrededor de 20 mil personas entre socios y depositantes, los cuales realizan sus transacciones en dicha institución. Los cuerpos directivos, la administración y empleados están concientes de la competencia que les brinda la banca privada. Aceptan el reto y trabajan duramente para mantener la solidez de la Cooperativa. No obstante, mantienen su compromiso con los principios cooperativistas. Principios que guiaron a aquellas cooperativas del callejón del sapo y también a aquellos socios fundadores en la década del ’40.

La Cooperativa de Ahorro y Crédito de Lares y Región Central se proyecta como una alternativa para el mejoramiento económico de los pueblos de esta región del centro de la Isla. Se proyecta también como una institución de cambio social, con la noble tarea de mejorar la calidad de vida de todos.